Directorio de Cosmética natural online
Dvita, Cosmética Natural a Precios Low Cost
Aceite de Almendras

No tiene artículos en su cesta del carrito de compras

Buscar

Aceite del árbol de Té

  • Aceite de árbol de Té: propiedades

    A continuación vamos a hablar sobre el aceite de árbol de té: propiedades. Tiene efectos para diferentes aspectos de nuestra salud y cosmética, así como os vamos a mostrar una serie de precauciones que debéis tomar para su utilización.

    Dicho aceite esencial de árbol de té, cuenta con un potente efecto antiséptico, que le permite actuar contra los hongos, bacterias e incluso virus. Además es un gran fungicida, bactericida y contiene un beneficioso efecto cicatrizante, balsámico, anti-inflamatorio y expectorante, reconocidas por el departamento de salud australiano.

    El aceite del árbol de té, entre sus propiedades destaca por su eficacia para la eliminación de verrugas sin llegar a la cirugía, se trata de aplicar una gota de dicho aceite directamente en la verruga y taparlo durante una noche con una gasa. Este proceso debe repetirse hasta la eliminación completa de la verruga, no podemos estimar un tiempo determinado puesto que depende mucho de la condición de la verruga.

    En cuanto a su toxicidad, no se le reconoce ninguna, y tampoco ningún efecto secundario, puesto que no irrita la piel; por lo tanto es totalmente saludable y no tiene riesgo alguno para nuestra salud. No obstante, como cualquier tipo de aceite esencial, se debe evitar su contacto con los ojos, y en el caso que esto sucediera, debería aclararse con agua abundante.

    En lo referente a sus precauciones, es conveniente tener en cuenta que es un aceite esencial de uso externo y que por lo tanto no debe ingerirse, igual que contiene una alta concentración y que por lo tanto no necesita más que la utilización de unas cuantas gotas para que su efecto sea beneficioso. Además es recomendable realizar alguna prueba para controlar su sensibilización, y puedes hacerlo colocando unas gotas de aceite en el dorso de tu muñeca para observar si se produce alguna reacción en tu piel que tu cuerpo no tolere. Si esto se produce debes enjuagar con abundante agua y utilizarlo en forma diluida y de forma poco frecuente.

    En Dvita puedes encontrar aceites esenciales naturales.

  • Aceite de árbol de té : Características

    A continuación vamos a hablar sobre las diferentes características, así como de la composición y producción del aceite del árbol de té.

    Se trata de un líquido incoloro, muy similar al ámbar pálido, y que cuenta con un olor bastante fuerte y característico de este aceite esencial. El aceite  del árbol de té se obtiene mediante la destilación de hojas frescas y además cuenta con más de un centenar de componentes, entre los que encontramos como componentes químicos una compleja mezcla de alcoholes mono y sesquiterpénicos.

    Como hemos dicho antes, en cuanto a la producción del aceite esencial del árbol de té se trata de un proceso de destilación en el que se utiliza el método de vapor, muy tradicional y utilizado durante miles de años. Una tonelada de cosecha aproximadamente puede producir unos diez litros de aceite esencial de árbol de té en un estado completamente puro, dicha obtención se realiza mediante la destilación al vapor utilizando alambiques.

    Este proceso consiste en introducir en un contenedor el vapor que atraviesa las hojas de dicho árbol, y pasarlo posteriormente a un condensador. El líquido obtenido debe descender a un vaso que tiene como nombre Florentino, y la esencia, que es mucho menos pesada queda en la parte superior para, posteriormente, ser purificada.

    Entre los tipos de árbol del té que se encuentran en Australia, más de 300 tipos, la única variedad en la que encontramos una gama completa de propiedades curativas es la Melaleuca alternifolia, de cuyas hojas de extrae un aceite incoloro o con un ligero color amarillo verdoso, con un aroma muy característico, como hemos dicho antes, el aceite esencial del árbol de té.

    Este árbol se cosecha de una manera silvestre y habitualmente en plantaciones, no obstante hasta 1988 la mayor parte de este aceite de árbol de té se obtenía de plantas silvestres, alejadas de plantaciones. Dicho árbol crece en terrenos pantanosos y bastante peligrosos por la presencia de animales venenosos, como arañas, serpientes o insectos. Esto hace que la cosecha de sus hojas sea complicada y peligros, por lo tanto en las plantaciones, en las que todos los árboles pertenecen al tipo nombrado anteriormente, el trabajo es mucho más sencillo y seguro.

    En Dvita nos gusta compartir nuestros conocimientos sobre cosmética natural.

  • Aceite de árbol de Té

    El aceite de árbol de té, o también conocido como Melaleuca alternifolia, puesto que su mayor producción se obtiene de este tipo de árbol, es una planta autóctona de la costa oriental de Australia, por lo tanto su origen es australiano y crece en un estado silvestre en dichas tierras. Este árbol llega a alcanzar unos diez metros de altura aproximadamente y además posee unas flores de color blanco junto con unas hojas finas y pequeñas, que se utilizan para la producción de este aceite, gracias a su corteza blanca y esponjosa.

    El Aceite de árbol de Té es beneficioso para la salud.

    Las tribus aborígenes de Australia, concretamente de la Costa Norte de Nueva Gales del Sur, utilizaban las hojas de este árbol para la cura de cortes, quemaduras, infecciones de la piel o picaduras de insectos. El nombre que actualmente conocemos, “árbol de té”, fue otorgado por el Capitán James Cook, gracias a que lo utilizó como sustituto de la conocida infusión y condimento de la cerveza. Durante la Primera Guerra Mundial, este aceite fue utilizado por los soldados, a los cuales se les dio como un potente desinfectante, por lo tanto se dio lugar a una gran demanda de producción. A su vez, se comprobado que es un potente antiséptico y que elimina bacterias, hongos y virus; en 1949 se reconoce de forma oficial por el departamento de sanidad australiano.

    A.R. Penfold, reconocido químico del gobierno australiano estudio las hojas del árbol de té y de esta forma descubrió las grandes propiedades antisépticas con las que cuenta. Posteriormente se ha convertido en un tratamiento muy utilizado en Australia para la prevención y posterior tratamiento de las infecciones a causa de heridas. Asimismo, durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno australiano clasificó este aceite de árbol de té como algo prioritario para la población y el ejército, llegando a dejar exentos de servicio militar a sus productores.

    No te quedes sin saber más sobre el aceite esencial del árbol de Té, visita nuestro blog en Dvita y disfruta de las noticias.

3 Artículo(s)

por página